Sancocho Canario

Sancocho Canario
En la antigüedad, los pescadores canarios tenían que vender el pescado el mismo día que se capturaba, pues no había forma de conservarlo. Fue a finales de los años 1800 y a principios de los 1900, cuando se conoció la técnica del salado para la conservación de los alimentos. Desde entonces, ya se salaba el pescado, y éste se podía conservar al menos hasta tres meses. A partir de esa época es cuando se comenzó a cocinar el sancocho canario. Al principio solo era consumido por los habitantes de las costas, se dice que los habitantes del centro de las islas apenas comían pescado por la lejanía de la costa y lo abrupto del terreno. Con el paso del tiempo y las mejoras de los caminos, el sancocho ya se comía en toda Canarias. Era una comida de “entullo”, se le daba a la gente para que fuera a trabajar, y como antes no se podía comer carne todos los días, era una alternativa para adquirir una buena fuente de proteínas.
En la actualidad, el sancocho ha dejado de consumirse, ya que es una preparación muy larga y costosa. Hay que estar varios días desalando el pescado, hay que preparar el mojo, la pella de gofio… y con los tiempos de apuro y agobio que corremos, la gente no tiene tiempo para todo esto. Ahora solo se suele consumir en fines de semana, días de fiesta y en Semana Santa.
 Desde aquí quiero recomendar a la gente que siga cocinando esta receta pues es realmente deliciosa.
Aunque se puede hacer con otros pescados, se recomienda hacerlo con cherne.
INGREDIENTES
1 kg de cherne salado
1 kg de papas
1 kg de batatas
Mojo picón colorado
1 pella de gofio
PREPARACIÓN DE LA RECETA
Hay que poner el pescado en remojo dos o tres días antes de prepararlo, cambiando el agua cada seis horas aproximadamente. Tenemos que tener en cuenta que este pescado lleva mucha sal y hay que dejarlo en su punto de sal, no salado. El día de la preparación se pelan las papas y si fueran muy grandes se parten por la mitad. Las batatas las lavamos bien, hacemos rodajas con ellas pero no las pelamos. Entonces ponemos en un caldero grande, primero las batatas y encima las papas. Cubrimos bien con agua y lo ponemos al fuego. Debemos ser generosos con el agua, que si no, se va evaporando y todavía nos queda que cocinar el pescado. Cuando las papas ya se puedan pinchar con un tenedor, pero que notemos que el centro está todavía un poco duro, es el momento de incorporar el pescado. A partir de ahora, diez minutos más de cocción y listo, así dejamos el pescado en su punto más óptimo. Mientras todo esto se ha ido cocinando, habremos preparado una PELLA DE GOFIO, siguiendo las indicaciones de esta otra entrada donde ya explicamos cómo hacerla. También habremos tenido tiempo para preparar un MOJO PICÓN COLORADO, que también explicamos cómo hacerlo. Pasados esos últimos 10 minutos, apartamos del fuego, sacamos el pescado, escurrimos el agua y volvemos a poner las batatas y las papas al fuego y sin agua para secarlas. Esto será solo un momento, unos pocos segundos, no más.

Para emplatar, ponemos un buen trozo de pescado, un par de papas, dos trozos de batata y dos rodajas de la pella de gofio. Todo esto bañado con un chorrito de mojo picón. A disfrutar.


PELLA DE GOFIO
INGREDIENTES
200 gr de gofio
½ vaso de agua
1 cucharada de aceite
1 cucharada de azúcar
Sal
PREPARACIÓN DE LA RECETA


En un bol ponemos el gofio, añadimos el agua, la cucharada de aceite, la cucharada de azúcar y una pizca de sal. Con las manos bien limpias comenzamos a amasar, y estaremos un buen rato amasando, hasta que coja una textura sólida pero suave a la vez. Le damos forma cilíndrica y con un cuchillo la cortamos en rodajas más bien gruesas. Pues esto ya está listo para acompañar a muchos otros platos.
MOJO ROJO O COLORADO
INGREDIENTES
1 Cabeza de ajos
1 Pimienta colorada seca
½ Cucharadita de cominos
1 Cucharada de pimentón
15 Cucharadas de aceite de oliva
4 Cucharadas de vinagre
Sal
Agua
PREPARACIÓN DE LA RECETA

En un mortero se machacan muy bien los cominos, luego la pimienta, a la que se le habrán quitado las semillas y se habrá tenido en agua caliente durante media hora para que se ablande. A continuación se lo pone la cabeza de ajos, pelados previamente, una pisca de sal y se sigue machacando hasta que se forme una pasta espesa. Le incorporamos el pimentón, removemos y le añadimos el aceite, el vinagre y un poco de agua. Probamos de sal por si necesitara más, y si vemos que nos queda muy espeso, le incorporamos un poco más de agua. Aquí todo depende del gusto de cada uno.

6 comentarios:

  1. Con lo que me gusta el mojo este lo tengo que hacer seguro! Te contaré!!

    ResponderEliminar
  2. Muy rico este plato, el mojo me encanta, me quedo como seguidora, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adita, es todo un lujo tenerte por mi cocina

      Eliminar
  3. Hola Manolo. Ahora ya sé bastante más de este plato. Leyendo, siempre se aprende algo jj.
    De las tres preparaciones que ha puesto solo he probado el mojo picón jj y la verdad es que me encantó. Probé también uno de color verde y también me gustó mucho pero me decanto por el rojo.
    Aunque lleva mucha elaboración este plato tiene que estar muy rico.
    Que lo pases muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan por pasarte. La dificultad del plato es tener que desalar el pescado, pero una vez que esté desalado, en cuestión de una hora más o menos está listo.

      Eliminar

Vuestras visitas y comentarios serán nuestra mayor satisfacción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...