Ropa Vieja

Ropa Vieja

La ropa vieja es un plato de aprovechamiento que se elabora con los restos del cocido. Se trata de una receta muy consumida en la Comunidad de Madrid, Andalucía, la Región de Murcia y las Islas Canarias. También es habitual encontrarla en países como Cuba, Venezuela, Colombia, Costa Rica, México, Puerto Rico y Panamá. Todas tienen algo diferente, pero siguen un patrón similar, aprovechar las carnes y otros ingredientes que sobran de una preparación anterior.
En realidad estamos ante un plato de origen sefardí, elaborado por los judíos que habitaban en la península Ibérica durante la Edad Media. En su idioma, el plato se llamaba “handrajos”, que traducido al castellano significa andrajos. Lo llamaban así por el aspecto que daba el plato, similar a harapos o ropas rasgadas, y de ahí procede su nombre. Ropa Vieja. Los judíos de aquella época ya elaboraban un plato llamado “Adafina”, que era un cocido a base de garbanzos, gallina, carne de cordero y diversas verduras y especias. Lo que viene a ser un cocido, pero a su manera. Pues para aprovechar los restos de la “Adafina” hacían la mencionada receta de “Handrajos”.  Las tradiciones cristianas, que fueron más tardías, adoptaron esta receta, que ha ido evolucionando hasta nuestros días y ha adquirido diferentes preparaciones dependiendo del lugar de donde se haga. En Madrid nos encontramos con una ropa vieja que lleva chorizo desmenuzado, en Andalucía lleva ternera, cerdo, tocino y gallina; mientras que en Cuba se desmecha mucho más la carne y se acompaña con arroz, frijoles y plátanos. Así, podemos encontrar diferentes preparaciones dependiendo del lugar.
Yo como canario que soy, voy a presentar este plato de ropa vieja canaria, procedente de un puchero canario, tal y como lo hacía mi madre y mi abuela, y que a su vez habrán aprendido de sus antepasados. Bajo mi punto de vista, el plato puede ser poco atractivo a la vista, pero goza de un sabor realmente delicioso que compensa totalmente la falta de estética. Vamos con la receta.

INGREDIENTES

¼ kilo de carne de ternera del cocido
½ kilo de papas
2 zanahorias del cocido
Aceite de oliva
1 cebolla
½ kilo de garbanzos del cocido
4 dientes de ajo
2 tomates maduros
½ cucharadita de pimentón
1 trozo de pimiento rojo
1 trozo de pimiento verde
Pimienta negra molida
Sal
Tomillo
Laurel
Perejil picado

ELABORACIÓN DE LA RECETA


Comenzamos desmechando la carne y cortando en trozos pequeños las zanahorias. Separamos los garbanzos y reservamos todo por separado. Pelamos las papas, las troceamos en cuadrados medianos y ponemos a freír en aceite de oliva. En otra cazuela preparamos una fritura a media temperatura con la cebolla, los pimientos y dos dientes de ajo. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva, añadimos los otros dos dientes de ajo picados muy finos e incorporamos los garbanzos. Lo salteamos un poco para que adquieran el sabor del ajo y reservamos. Cuando la fritura casi esté, se añade el pimentón, el perejil y los tomates  pelados, troceados y sin pepitas. Antes de que se doren, se añade el tomillo, la pimienta negra molida y la hoja de laurel. A continuación se incorporan los garbanzos que teníamos reservados y mezclamos bien con la fritura. Añadimos también la carne desmechada y las zanahorias. Mezclamos todo bien e incorporamos un cucharón del caldo del cocido. Cuando las papas estén fritas, también las incorporamos a la cazuela y removeremos con cuidado para no desmenuzarlas. Seguimos removiendo y cuando se merme el caldo, añadimos otro poco. Al final nos debe quedar un plato seco, sin nada de caldo, por lo que lo iremos añadiendo poco a poco para darle tiempo a que merme a la vez de que impregne a todos los ingredientes. Desde que el caldo desaparezca, unos 8 minutos aproximadamente a fuego medio, apartamos y a comer bien calentito.

8 comentarios:

  1. en Madrid también hacemos la ropa vieja con las sobras del cocido Madrileño ...un besote

    ResponderEliminar
  2. Hola guapetón !!!
    Me ha entrado antojo Manolo, qué me gusta este plato. Mi amiga Helena lo hace para morirte de rico y si te digo la verdad, en casa tengo que doblar cantidades si quiero hacerlo porque nunca sobra cocido.
    No será el plato más bonito del mundo, como bien dices, pero aplicándolo al dicho: la belleza está en el interior, porque en cuanto le das el primer bocado, te enamoras de él.
    Te ha quedado de lujo, una receta de las buenas de verdad.
    Besotes mi niño.

    ResponderEliminar
  3. Un plato contundente y rico, de los que te dejan el p`lato limpio, besos

    ResponderEliminar
  4. En mi casa nos encanta y lo hago siempre que pongo cocido!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. Yo no lo suelo hacer, más por una cuestión de costumbre que por otra cosa, porque además creo que me gustaría y tu receta parece muy buena. Un dia la pondré en práctica y ya te contaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Conozco esta receta, pero aún no he tenido la oportunidad de probarla. Seguro que el día que la pruebe tengo que repetir jaja. Debe de ser bien rica!!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Manolo. No cabe duda de que con buenos platos se obtienen estupendas recetas.
    Cuando preparé Cocido a mi manera
    uno de los platos que hice fue precisamente
    Ropa vieja aunque de forma distinta a como la has hecho y es que en cada lugar se prepara de forma diferente además ya sabes eso de que cada maestrillo tiene su librillo jj.
    Sea como sea tu plato es todo un lujo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que rica la ropa vieja mi madre la hacía de forma diferente pero de todas las formas está riquísima.
    Te he visto en google plus y me quedo para seguirte si quieres puedes pasarte por mi blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Vuestras visitas y comentarios serán nuestra mayor satisfacción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...