Tortitas de Queso

Tortitas de Queso

Hoy os vamos a presentar un postre que no lleva nada de azúcar. Dato muy importante para las personas que no les guste el dulce, que podrían disfrutar de esta delicia sin el menor problema. Pero claro, para los que sí podemos comer azúcar y nos gusta el dulce, qué hacemos. Pues lo solucionamos añadiendo un poco de miel por encima justo en el momento en el que las vayamos a comer. Estas tortitas de queso se pueden encontrar en varios libros de cocina tradicional canaria y en casa las solemos hacer de vez en cuando. Animaros a probarlo que merece mucho la pena.

INGREDIENTES

250 gr de queso blanco fresco muy tierno
4 huevos
Pan bizcochado molido
Ralladura de limón
Canela
Aceite
½ cucharilla de levadura en polvo

PREPARACIÓN DE LA RECETA

Lo primero que hacemos es desmenuzar el queso con los dedos, lo vamos dejando en grumos de unos 5 milímetros aproximadamente y reservamos. Separamos las yemas de las claras, y batimos éstas últimas a punto de nieve. Luego añadimos las yemas y mezclamos bien. Incorporamos el queso desmenuzado, la ralladura de limón y un poco de canela molida. Mezclamos con movimientos envolventes hasta integrar todos los ingredientes. Por otro lado, cogemos pan bizcochado y lo molemos, bien con la ayuda de un molinillo, un rallador o con un mortero. No usemos pan rallado industrial, no quedará ni con el sabor ni con la textura deseada, que el pan bizcochado sí le va a dar. Vamos añadiendo este pan molido hasta formar una masa espesa, pero no demasiado. Dejamos reposar media hora para que esponje.
Pasado ese tiempo, ponemos una sartén al fuego con bastante aceite, añadimos un trozo de piel de limón, solo la parte amarilla y evitando la blanca. Antes de que se dore, la retiramos y comenzamos a hacer las tortitas de queso. Para ello utilizaremos un molde, de esos cilíndricos que utilizamos para emplatar cuando queremos presentar un timbal. Ponemos una buena cucharada de la mezcla dentro del molde y aplastamos un poco con la misma cuchara, a fin de cubrir todo el fondo del molde y nos salgan las tortitas bien redondas. Si no usáramos un molde, nos saldrían sin forma y feas, nada presentables. Desde que la pasta se empieza a cocinar, retiramos el molde y procedemos a darle la vuelta a la tortita con la ayuda de una espátula con cuidado de no romperla. La freímos por el otro lado y sacamos a un papel absorbente para evitar el exceso de aceite. Luego vamos pasando a una bandeja y dejamos que se enfríe.

Tal y como dijimos al comienzo de esta entrada, estas tortitas no llevan nada de azúcar. Para los que las prefieran dulces, un chorrito de miel por encima y listo. A mí me gustan de las dos maneras, pero las prefiero con miel.

13 comentarios:

  1. Lo mío con el azúcar digamos que es una relación complicada, los dulces me gustan,normalmente adapto las recetas y pongo menos azúcar de la recomendada.. pero con las bebidas.. no me gusta nada el sabor del azúcar, café, té, infusiones.. todo sin azúcar ni miel.. es superior a mí. Respecto a las tortitas, me parecen muy ricas admiten muchas posibilidades para degustarlas.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapetón !!!
    Riquísimas tus tortitas, y no dudes que las tengo que hacer Manolo, a mí el dulce me gusta, pero no el empalago. Así que las probaré sin nada, y si me parecen falta de algo, les daré una alegría con la miel.
    Una pregunta: el pan bizcochado ¿es de millo?
    Ya volveré para ver qué me cuentas :)
    Me ha encantado la receta.
    Besotes mi niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria, el pan bizcochado es pan normal pero tostado al horno. También se puede usar el que ya viene tostado, tipo "los compadres" o "bimbo"por ejemplo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Manolo!

    Me pasa como a Nuria, que me gusta el dulce, pero que no sepa excesivamente dulce. Parece una contradicción pero es por ello que me puse a repostear y aquí me tienes quitando azúcar y calorías de aquí y allá.

    Estas tortitas me han parecido fabulosas ¡tienen que ser toda una delicia al incluir queso en la masa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola Manolo. Iba a preguntarte lo del pan pero veo que ya lo ha hecho Nuria así que quedo enterado jj.
    Lo que no acabo de entender es como las haces. dices que s pone bastante aceite y luego usas el molde. pero el molde también se llenará de aceite no? Entiendo que lo usas solo para que la masa no se expanda ¿es así?
    Estas tortitas tienen que estar muy ricas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente Juan. El molde lo utilizo para que la mezcla no se expanda y quede en forma de circulo.

      Eliminar
  5. Me encanta la idea de ponerle el queso.
    Suelo hacer tortitas muchas veces y en alguna ocasión sin nada de azúcar para poder comerlas igualmente con salado, asi que las tengo que probar que seguro que me encantan !!!
    Buena tarde. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A mí el queso me priva; frío, templado, caliente, del derecho y del revés. Y con el resto de ingredientes, estas tortitas deben ser una gozada. Me apunto a tu blog para aprender más sobre la cocina canaria, entre otras cosas. Te invito al mío ;)

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que me lo comería mejor sin azúcar también porque no soy muy golosa, aunque por otra parte con lo aficionada que soy a poner el hilito de miel en todo, me tienta la idea. Pienso que de las dos formas estarán ricas, así que no hay mayor problema.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Unas tortitas muy interesantes además de sanas. Es un postre estupendo!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me han gustado tus tortitas, contaré con tu receta y no dudaré en probarlas en cuanto tenga un ratito libre. De paso me quedo a seguirte, espero verte de vez en cuando y llevarme todas las recetas que me gusten, con permiso claro, seguro que serán muchas.Un beso.

    ResponderEliminar

Vuestras visitas y comentarios serán nuestra mayor satisfacción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...