Gambas al Ajillo

Gambas al Ajillo

Las gambas al ajillo es un plato de la cocina popular española, que aunque mayoritariamente se ofrece en el sur y centro de la Península Ibérica, se puede encontrar prácticamente en casi todos los bares de España. También en canarias forma parte de la carta de innumerables bares y restaurantes, donde se ofrece como entrante. El plato es muy fácil y rápido de elaborar, pero no por eso deja de ser muy rico. A mí personalmente es que me encanta comerlas.

INGREDIENTES

Unas 12 ó 15 gambas
4 ó 5 dientes de ajo
1 trozo de guindilla
Aceite de oliva
Perejil
Sal

PREPARACIÓN DE LA RECETA

Lo primero que hacemos es pelar las gambas, le quitamos la cabeza y si podemos le retiramos también el intestino, que es esa hebrita negra que tienen. Es recomendable que las gambas sean frescas, pero si solamente las podemos conseguir congeladas, las compraremos con cáscara, nunca ya peladas; puesto que estas últimas no tienen tanto sabor como las primeras. Una vez peladas, nos encargaremos de secarle bien el agua si son congeladas, ya que el agua para esta receta no va nada bien. Por otro lado ponemos a fuego fuerte un cuenco de barro con aceite de oliva, le incorporamos los ajos laminados y un trocito de guindilla. Cuando los ajos estén casi hechos, añadimos las gambas. A mí me gusta que el ajo se haga bien, pero esto es al gusto de cada uno. Las gambas enseguida cambian de color, le damos un par de vueltas, añadimos sal al gusto y espolvoreamos con un poco de perejil picado. Sacamos muy rápido del fuego, aunque parezca que aún están un poco crudas, tenemos que tener en cuenta que el calor residual las seguirá cocinando. En ese momento es bueno tapar el cuenco de barro con un plato, así evitamos las salpicaduras. Las llevamos rápidamente a la mesa y las comemos enseguida. Al destaparlas saldrá una bocanada de vapor que nos impregnará con el aroma delicioso del borboteo del aceite que aún estará hirviendo. A comer se ha dicho, bien calentitas y si se tiene un trozo de pan a mano para mojar en el aceite, mejor que mejor.

3 comentarios:

  1. Un aperitivo buenísimo que sobre todo en tiempo de verano con una cerveza fresquita entra de maravilla. Las has preparado muy ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas las gambitas y con una cervecita un apertitivo estupendo.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapetón !!!
    Mira que están rica Manolo. Nunca sobran, en cuanto las llevas a la mesa, parecemos buitres en mi casa jaja
    Mi madre las tiene que comer todos los Domingos, con lo mala comedora que es, a su plato de gambas al ajillo no le hace ascos, yo tampoco por supuesto y la recompensa final es mojar unos buenos barcos ¿verdad?
    Te han quedado con una pintaza, para rebañar.
    Besotes mi niño.

    ResponderEliminar

Vuestras visitas y comentarios serán nuestra mayor satisfacción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...