Potaje de Berros

Potaje de Berros

Los potajes, junto con los cocidos, son los primeros platos referentes de la cocina tradicional española. Existen numerosas variantes, que se ven influenciadas por la variedad alimenticia y su disponibilidad, dependiendo de la zona en la que se cocine. Los potajes no dejan de ser otra cosa que caldos, en los que se mezclan verduras, pudiendo añadir o no legumbres. Así como carnes, tocinos, huesos o incluso pescados para darle mejor sabor.
En las Islas Canarias, aunque también hay gran variedad de potajes, sin lugar a dudas el plato estrella entre sus homólogos es el potaje de berros. Los berros, de ellos se dice que es uno de los vegetales más antiguos consumidos por los seres humanos, es común encontrarlos como ingrediente de algunas ensaladas. También han sido utilizados para elaborar salsas de acompañamiento, pero es en Canarias donde único tengo conocimiento que también se utilizaban para hacer el potaje. No existe una receta única, como suele ocurrir con gran parte de la gastronomía de las islas, hay variaciones de unas islas a otras. Esta receta que os presento hoy, está hecha al estilo del municipio de Valleseco en la isla de Gran Canaria, donde apenas lleva variedad de verduras, pero que para mi gusto es el más sabroso que he comido. También se le puede añadir calabaza, calabacín o cualquier otra verdura, pero si queréis saborear esta delicia os recomiendo que lo hagáis tal y como muestro en esta receta. Realmente vale la pena.

INGREDIENTES

½ kilo de berros
4 costillas de cochino
200 gr de judías blancas
100 gr de tocino entreverado
2 piñas de millo tiernas (maíz)
1 kilo de papas
200 gr de batata
150 gr de ñame
1 cebolla
1 pimiento verde
1 tomate maduro
4 dientes de ajo
4 litros de agua
½ tacita de aceite
1 cucharadita de pimentón
1 cucharadita de cominos
Sal

PREPARACIÓN DE LA RECETA

Si las costillas de cochino son saladas, habrá que haberlas dejado en remojo desde el día anterior, si son frescas no hace falta. Lo que sí que tenemos que dejar en remojo desde la víspera, son las judías blancas.
Lavamos muy bien los berros, quitándole los tallos más gruesos. Los picamos y reservamos. Ponemos en un caldero los cuatro litros de agua y añadimos las costillas, el tocino, las judías, el ñame y las piñas de millo partidas por la mitad. Dejamos cocer a fuego fuerte como unos 30 ó 40 minutos. Luego añadimos los berros, el pimiento y el tomate cortados en trozos pequeños, y las papas y las batatas en trozos medianos. En un mortero majamos los ajos junto con el comino, la sal al gusto y el pimentón. Una vez esté todo majado, añadimos el aceite al mortero, revolvemos bien y se lo añadimos al potaje. Dejamos una hora y media más a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. Pasado ese tiempo, el agua habrá reducido a la mitad, pues ahora lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar un mínimo de 15 ó 20 minutos.


Se suele acompañar con un poco de gofio y con queso tierno.

1 comentario:

  1. Ahora que llega el verano quizá apetecen un poco menos los platos de cuchara, pero tiene tan buena pinta este potaje que yo daría buena cuenta de él cualquier día del año

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Vuestras visitas y comentarios serán nuestra mayor satisfacción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...